El colegio Alfa & Omega ha presentado el libro que ha realizado y que cuenta, a modo de reflexiones e imágenes, los proyectos realizados durante su proceso de convertirse en una escuela online.
Cada familia que participó en este tiempo tiene una copia de recuerdo.
Como dice el fundador del colegio, Jorge Juan Pastor Mut, en su prólogo del libro,
“Alfa & Omega es una comunidad educativa que, después de cuarenta años, continúa en la vanguardia educativa y resolviendo dificultades. También en esta situación desafiante que se presentó y que hizo que Alfa & Omega se convirtiera en una escuela online”
Y, así es, tal como nos relatan las familias y el equipo docente. La comunidad educativa penetró en cada una de las casas para continuar acompañando a los alumnos y alumnas en su día a día: Matemáticas, Lengua , proyectos, Inglés, Música y hasta Educación Física…
Cada alumno y alumna realizó toda su jornada educativa, ayudando así no solo a formar si no también a ser pieza fundamental de superación ante una dificultad jamás vivida.
250 Escritorios es un número simbólico de los estudiantes que participaron en este reto que fue éxito completo y rotundo aportando tranquilidad y confianza a las familias ante una realidad incierta.
Echando un ojo a sus páginas, llama la atención el gran contenido visual que relata los proyectos cursados en la escuela online; los códigos QR que te derivan a escuchar conciertos propios de las clases de Música; concurso de fotografía; clases de Educación Física; acampada virtual o clase de Arte.
Alfa & Omega cuenta con un lema anual, ese curso fue Fuertes y Valientes, y así es cómo se sintió toda la comunidad al enfrentarse a este desafío.
El libro también cuenta con una parte muy especial de agradecimiento de las familias y reflexiones de los alumnos, alumnas y equipo docente.
Algunas de las reflexiones hablan del proceso en el que entendimos el significado de la palabra arrebatar: Quitar una cosa a una persona con rapidez. Con rapidez es como los colegios dejaron las aulas, con las mochilas llenas y las ganas de volver.
Ese tiempo arrebatado, Alfa & Omega pudo pasarlo junto a sus alumnos y alumnas.
Y como dice en el libro, en la reflexión final de la directora: “Como colegio pusimos todo lo que teníamos a nuestro alcance para que la situación fuese lo más llevadera posible y para que el aprendizaje fuese real”.
Agradecimiento es su palabra más repetida en su broche final al libro.
Hoy, el colegio vuelve a estar abierto, las medidas de seguridad son máximas pero, a pesar de esto, se sigue respetando el sello del la institución educativa.
La presentación de este libro termina haciendo alusión, una vez más, a las palabras de Jorge Pastor: “250 Escritorios está en tus manos pretendiendo que sean 250 razones y muchas más para seguir elevando el nivel de aprendizaje y conciencia de autoevaluación personal, no conformándote, si no transformando para ofrecer lo mejor de ti mismo y a los que te rodean. Ofrece tu mejor versión”.