Alex Rodenkirchen fue uno de los damnificados del fracaso electoral de Podemos que teniendo dos concejales no obtuvo representación en la últimas elecciones municipales. Ello devino en unas declaraciones que sentaron muy mal en la cúpula de Podemos y en el círculo dianense (algunas personas). Alex, abandonó Podemos y se dio una tregua hasta que Rafa Carrió le hizo ver que en Compromís tenía las puertas abiertas. Después de meditarlo brevemente, el ex podemita, aceptó la propuesta del portavoz del grupo nacionalista y hoy ya trabaja en el partido.

Rodenkirchen ha elegido Compromís aunque tuvo otras propuestas, según confesó a Montgoradio, por afinidad y por el trato dispensado, el llamamiento que se le hizo y su admiración por Sebastià García. Aunque respeta la figura del actual Alcalde Vicent Grimalt y su victoria por mayoría absoluta, apuesta por la otra formación que ya no forma parte del ejecutivo y con la que se mostró de acuerdo absolutamente en los primeros planteamientos de «oposición» como la subida de sueldos que considera una barbaridad.

Su papel se supeditará a lo que su nuevo partido le encomiende. Igualmente pronostica que no será el único en el capítulo de trasvases y recuerda que ya uno de los fundadores del partido morado ya participó en la campaña de Comprom´´is en desacuerdo con la política de los círculos de Podemos.