Àlex Rodenkirchen dimite de todos sus cargos relativos a Podemos y se da de baja de la militancia. El exconcejal ha agradecido el esfuerzo y dedicación de los que han sido sus compañeros y compañeras durante estos años, «los cuales han hecho un trabajo excepcional» y ha recalcado que son «muy válidos».

Rodenkirchen ha insistido en que «Podemos nació del movimiento del 15-M como un movimiento social que reivindicaba un país más justo, hartos de saqueos y mentiras y eso fue lo que me enamoró de la formación morada». A día de hoy, considera «que la cúpula estatal está muy lejos del ADN de Podemos» y esto, unido a la debacle electoral sufrida en todo el territorio nacional y como máximo responsable en Dénia, le lleva a tomar la decisión de dimitir y cursar baja en la formación, al menos, hasta que cambie la dirección del partido.

No se trata de una “pataleta post-electoral”, si no de un acto de responsabilidad, deseándole lo mejor al Círculo Podem Denia que queda en buenas manos.