Alcoy se convierte estos días de Navidad en una de las ciudades más atractivas para el disfrute de los más y menos pequeños. Su oferta es muy variada, pero sobre todo destaca su Cabalgata de Reyes Magos, la más antigua del mundo declarada de interés turístico internacional. Esta Cabalgata permite con anterioridad visitar el Campamento Real que a las afueras permanece a la expectativa y que en los últimos años se ha convertido en visita obligada.

La magia de estos actos se completa con el Bando Real que anuncia la llegada de Sus Majestades y que se acompaña de un buen número de «burretes» en cuyas alforjas los más pequeños depositan sus cartas. Con una organización perfecta, y una de las estampas más atractivas, centenares de pajes «negros» subirán por largas escaleras de madera hasta los pisos donde entregarán los regalos a los niños.

Pero antes es imprescindible asistir a una de las funciones del tradicional Belén de Tirisiti, el Casal de Nadal y la actuación de «les pastoretes» por las calles de la ciudad el 29 de diciembre.

Alcoy por tanto vive una de las navidades más atractivas de España, suficientemente atractivas para desplazarse hasta allí.

En cualquier caso y para conocer todo el extenso programa preparado, se puede visitar la web: www.alcoiturisme.com