Ya se ha adjudicadi la obra de la mini rotonda de Joan Fuster. Concretamente a la empresa PAVASAL por algo más de 183.000 euros. El precio es el más bajo incluso que el que se fijaba para la licitación.
El proyecto que fue aprobado en su día, presenta la ausencia de semáforos, idea inicial, por el de una gran rotonnda en forrma oval, puesto que ha de circular el tranvía y el trenet. Los carriles actuales se ampliarán a cuatro en cada sentido.
No ha sido el único acuerdo tomado por la Junta de Gobierno si no que se ha encargado también el estudio del paso que permita romper la separación con Pintor Lloréns que tanto han demandado los vecinos, más los del barrio de La Faroleta.