Bueno, ya hemos vuelto a confirmar que los debates más vivos siempre se vinculan a motivos festeros. ¿Porqué será?. El último que observo en las redes sociales por amplio y diverso es el que se haya abierto la elección a toda la ciudadanía para optar a la figura de los Reyes Magos. Una vez más hay opiniones contenidas porque en este “bendito” país, está lleno de gentes que están a la primera que cae y que no entienden que opinar es libre mientras no se falte al respeto a los demás de forma absoluta. Porque si uno dice que no le parece bien la figura de una Reina Maga, pues es su opinión, tan respetable como la del que dice que sí. Que enseguida salen los intolerantes para colgarte la etiqueta de machista, racista, homófobo etc. etc.
En el tema que nos ocupa, sin discutir, que doy la bienvenida a que esas figuras se abran a toda la ciudadanía y no sólo a asociaciones concretas, pero es evidente que los reyes eran hombres y si a los niños se les ha contado a estas alturas, que lo eran, cuando llegue la hora, veremos, de no ser así, qué les dicen sus padres. Otra. Si se trata de la igualdad ante cualquier papel, lo de la barba, está de sobra, vamos creo. Y otra más, la figura de los pajes desde hace mucho tiempo, la representan mujeres y hombres. Es diferente, lo de moros y cristianos,por poner un ejemplo, ya que las mujeres armadas las ha habido desde los tiempos de los vikingos. Lo que no se puede pretender es cambiar la historia por una confundida política de interés. Lo dijo el alcalde Grimalt en su día: que no se juegue con la ilusión de los niñ@s. Que se piense y se hagan las cosas bien. Porque mucho me temo que van a salir algunos pidiendo que los hombres puedan acceder a la figura de Fallero Mayor. Y termino, ya que se ha derivado ese debate a la selección de las carrozas de las fallas que se eligen y cómo se eligen para transportar a los magos. Debate sustentado en lo económico porque no hay cesión y sí un alquiler que paga el Ayuntamiento. Y digo yo, si tanto debate hay, ¿porqué no se ceden gratis con la de subvenciones que ya de por sí reciben las entidades festeras?. Sin acritud y para avivar el debate.