Unas 200 personas se manifestaron ayer en Xàbia en defensa de la tauromaquia y en apoyo de las modalidades de bous embolat y encajonado, que han sido retiradas del programa de festejos taurinos de la villa por decisión del alcalde, José Chulvi.
La manifestación organizada por la Asociación Cultural Taurina (ATC) contó con el apoyo de la Fundación de Toro de Lidia, y otras entidades pro taurinas de la Comunitat que respaldaron con su presencia a la ACT que se encarga de organizar los toros embolados y encaixonats en colaboración con las Comisiones de fiestas de Xàbia.
Puntual a la cita, comenzó la concentración desde la plaza Marina Alta encabezada por dos carretones con los cuernos embolados como señal del apoyo a esta modalidad que desde febrero no está permitida en Xàbia. Los manifestantes recorrieron las rondas, con diversas pancartas «La Associació Cultural Taurina de Xàbia: defensa del mon taurí en totes les seues modalitats» y «si al bou embolat» «si al bou encaixonat» y terminó en la plaza de la Iglesia donde leyeron un manifesto en pro de la tauromaquia, en general.
El encargado de leer el manifesto fue el extorero, Javier Vazquez, actualmente apoderado de Vicente Ruiz «El Soro», quien hizo un llamamiento a las administraciones para que los aficionados a la tauromaquia .. Escuchamos uno de los momentos del manifesto.manifabouXabia
En su lectura, el extorero indicó que «prohibir los toros, trabar su conservación e impedir su enriquecimiento es un delito» y por ello subrayó «los aficionados exigimos el respeto legal que las leyes nos confieren, ante los atauqes de grupos antis y también de ciertos sectores políticos». También aseguró que según una encuesta, «son 12 millones de españoles los interesados en la tauromaquia» y remarcó que solo en IVA esta industria genera 139 millones de euros al año y 199.000 puestos de trabajo (57.000 directos y 142.000 indirectos).